Bienestar Animal advierte de que los paseos a los perros deben ser cortos y cercanos al domicilio

La concejala responsable del Área de Bienestar Animal, Amaya Castro, ha advertido hoy de que los paseos a los perros, permitidos dentro del Estado de Alarma, deben ser «cortos y cercanos al domicilio», ya que son «sólo para cubrir necesidades fisiológicas» y no de ocio.

Castro ha ofrecido una rueda de prensa, on line, junto al portavoz del Equipo de Gobierno, Kilian Cruz-Dunne, en la que «dado el Estado de Alarma» no ha respondido a preguntas de la policía.

Con respecto a las últimas medidas adoptadas ha informado de que se ha intensificado la limpieza en las calles con productos desinfectantes; se ha flexibilizado el horario de carga y descarga; y se ha suprimido el servicio de prestado de bicicletas; además de que se ha cerrado el Albergue de Peregrinos, después de que ayer se marcharan los últimos dos, y se ha procedido a la inmediata limpieza.

Como ya se informó, se ha reducido la frecuencia de autobuses, que son gratis por cuestiones operativas, dado que no se puede instalar un sistema de cobro en la parte de atrás. Se trata, ha creído el edil, de un servicio, el de transporte urbano, «imprescindible para las personas que viven en los distintos barrios», y, por tanto, «no se ha pensado en la suspensión» del mismo.

Sí se suspenden los plazos administrativos, en trámites como las Chiquibecas, y «el computo se reanudará cuando pierda vigencia el decreto».

El responsable municipal ha reiterado la «necesidad de que toda la ciudadanía haga caso de los mensajes de las diferentes administraciones y solo salgan calle» cumpliendo las condiciones del Estado de Alarma. «Es el momento de la responsabilidad de los vecinos», ha dicho.

En este sentido, Castro ha señalado que, en cumplimiento de las directrices de la Dirección General de los Derechos de los Animales, ha explicado que se puede sacar a los perros a la calle, pero «con limitaciones».

Serán «paseos cortos y cercanos al domicilio, sólo para cubrir las necesidades fisiológicas, sin contacto entre perros y con otras personas» y sin cambiar las condiciones de «tenencia responsable», esto es, con una botella con detergente y agua para la orina y una bolsa para recoger las heces.

Se permite, ha señalado, alimentar a las colonias felinas, pero solo las personas autorizadas por el ayuntamiento; y se permite ir a atender a los animales en fincas y centros de protección animal. También se les puede llevar a los centros veterinarios llamando antes