fbpx

¿Por qué los gatos y los perros muerden los cables?

Los perros son la primera opción a la hora de tener mascotas en España. Y todos aquellos que los tienen saben que a los perros, y sobre todo, a los más cachorros les crea una gran satisfacción masticar todo aquello que encuentran a su paso, desde sus propios juguetes hasta nuestras zapatillas y calcetines. Algo similar ocurre con los gatos, ellos son fieles seguidores de entretenerse, arañar y morder todo objeto que pueda convertirse en una distracción con la que jugar. Y en esta lista interminable de objetos que pueden atraer a nuestro perro o nuestro gato, se encuentran por supuesto los cables. Por ello, a continuación buscamos responder la siguiente pregunta: ¿Por qué los gatos y los perros muerden los cables?

¿Cómo saber la causa que se esconde detrás de este comportamiento?

Aunque existen muchas y diferentes teorías al respecto que van desde que los cables pueden llegar a parecerse mucho a la cola de otro animal a ojos de los gatos o que los perros pueden ver en los cables ese juguete alternativo perfecto para mordisquear y evitar aburrirse, lo cierto es que existen muchas otras razones que pueden hacer que tu mascota acabe mordiéndolos.

Problemas dentales

Tanto si tu gato como si tu perro mordisquea demasiado sus juguetes o en este caso los cables, es importante que revises su salud dental. Y es que al igual que para los humanos el crecimiento de los dientes es una etapa incómoda que tenemos que pasar, también lo es para nuestros amigos peludos y para ellos morder y masticar cosas es la mejor forma de aliviar este dolor. La diferencia es que ellos no saben lo que pueden o no pueden morder.

En el caso de los gatos, a partir de los tres años aumenta la probabilidad de que sufran una enfermedad periodontal, por lo que es importante que los dueños revisen este tipo de comportamientos y la salud dental de sus compañeros felinos.

Tanto si se trata de su etapa de cachorros como si se trata de una etapa más adulta, es importante que el veterinario revise los dientes de nuestra mascota y que intentemos motivar a nuestro perro o nuestro gato con juguetes que sí puedan morder. Jugar con ellos, felicitarlos por ello y motivarlos a morder esos juguetes alternativos de buena calidad y que sean seguros, puede ser una buena forma de relacionarnos con ellos y de solucionar este problema

Aburrimiento

Las largas jornadas de trabajo y las pocas horas que en ocasiones dedicamos para jugar o pasear con nuestra mascota pueden acabar haciendo que tanto nuestro gato como nuestro perro acaben totalmente aburridos. Y ese aburrimiento puede acabar convirtiéndose en muchos casos en problemas de salud, estrés o incluso ansiedad. Todo esto puede que acabe conduciendo a nuestra mascota a buscar otras salidas para acabar con ese aburrimiento y esa inactividad, una de ellas puede ser la de morder cables.

Es importante identificar si la razón de que nuestra mascota muerda los cables es esta y si es así, tratar de solucionarlo motivando a nuestro perro o gato con nuevos juguetes, dedicándole más horas del día, motivándole con pequeños premios, escondiendo golosinas en diferentes sitios de la casa y sobre todo intentando cansar a nuestro perro o gato pasando varios minutos al día jugando con él.

TOC

El trastorno obsesivo-compulsivo puede estar presente tanto en perros como en gatos y consiste en cuadros clínicos en los que nuestra mascota pierde la capacidad de controlar sus emociones y lo expresa a través de conductas obsesivas, como en este caso puede ser mordiendo cables. Es importante consultar este tipo de comportamientos con nuestro veterinario, para intentar averiguar por qué está ocasionado.

Ansiedad por separación y estrés

Una de las razones más comunes de la masticación de cables entre los perros y los gatos es la ansiedad por separación. Este tipo de ansiedad hace que nuestras mascotas se pongan nerviosas cada vez que las dejamos solas en casa y ese estrés puede terminar provocando que muerdan cables u otros objetos peligrosos, ya que la masticación alivia ese nivel de ansiedad. La mejor forma de ayudarles en estos casos es intentar enseñarles que estar solos también puede ser algo positivo y por supuesto consultarlo con un veterinario que pueda darnos consejos de cómo acabar con esa ansiedad.

¿Cómo podemos evitarlo?

Productos específicos repelentes

En el mercado existen varios tipos de productos repelentes en formato spray para evitar que nuestras mascotas muerdan aquellos objetos en los que lo aplicamos. Este tipo de productos dan mal sabor y hacen que sea poco apetecible para ellos morder o masticar ese objeto. Procura comprar estos productos en tu veterinario o en lugares con productos especializados para mascotas, ya que aunque en internet circulan numerosas recetas caseras para que tu perro o gato no muerda objetos, lo cierto es que algunas incluyen ingredientes que pueden llegar a perjudicar la salud de nuestra mascota.

Enseñarles que no deben masticarlos

El simple hecho de decir un ¡no! cuando muerden los cables o cuando les vemos con intención de hacerlo, puede ayudarles a entender que eso que hacen no está bien. Eso sí, después procura motivarles con otro juguete que sí puedan morder y felicitarlos por ello.

Evita dejar cables a la vista

Otra buena forma de prevenir que muerdan los cables que tenemos por casa, es dejando la menor cantidad de cables a su alcance, cambiando la colocación de los muebles para que sea más difícil que accedan a ellos o escondiendo los cables detrás de los muebles.

Cubre los cables

Envolverlos con cinta de doble cara, camuflarlos con alguna canaleta para cables o recoger el exceso de cable con alguna brida o alambre puede evitar la tentación de que jueguen con ellos

Trata de mantener entretenida a tu mascota

Tratar de mantener siempre entretenida a tu mascota con otras actividades y dedicarle más tiempo para evitar el aburrimiento o que haga alguna de las suyas, es siempre la mejor opción.

Comparte en tus redes

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Descubre otras entradas del blog