fbpx

Los mejores remedios caseros para las pulgas de los perros

Con la llegada de la primavera y el aumento de la temperatura en España, las pulgas y las garrapatas pueden empezar a ser un problema para nuestras mascotas. Así que si tienes un perro en casa seguramente sabrás que conviene revisarlo periódicamente para comprobar si está infestado de alguno de estos parásitos, que aunque también pueden afectar a los seres humanos, son más comunes entre los perros. Aún así, conviene tenerlos a raya para proteger a nuestra mascota, pero también para evitar las enfermedades que este tipo de parásitos pueden llegar a provocar entre los integrantes de la casa. Al igual que sucede con las garrapatas, las pulgas también pueden ser eliminadas con algunos remedios caseros. Aquí te contamos los mejores remedios caseros para las pulgas de los perros.

¿Cómo saber si nuestro perro tiene pulgas?

Aunque las pulgas son parásitos que en ocasiones no llegan a los 3 milímetros, lo cierto es que detectarlos en nuestro perro es más sencillo de lo que parece. Simplemente tendremos que procurar inspeccionarlo para encontrarlas a simple vista o identificar algunos de estos signos que suelen ir asociados a este tipo de parásitos:

Rascado efusivo y constante, que puede ir acompañado de pequeños mordiscos para intentar rascarse o capturar la pulga.
Zonas sin pelaje o enrojecimiento en algunas zonas de la piel.
Pequeños residuos blancos o negros en el pelo. En el caso de tratarse de residuos blancos indicaría la presencia de larvas, mientras que en el caso de los residuos de color negro son los excrementos de las pulgas.

Antipulgas caseros

A pesar de que en la actualidad existen todo tipo de productos químicos especializados en prevenir y eliminar las pulgas en los perros, lo cierto es que en la naturaleza también podemos encontrar algunos productos válidos y muy útiles para elaborar remedios naturales contra estos parásitos.

Antipulgas caseros muy eficaces que ayudarán a nuestro perro a librarse de esos molestos picores o a prevenir la aparición de pulgas, pero aún así conviene tener en cuenta que no todos los perros presentan la misma sensibilidad a todos los remedios, por lo que antes de utilizarlos no dudes en consultarlo con tu veterinario y ante cualquier síntoma extraño o reacción retira el remedio de forma inmediata.

1. Antipulgas con cítricos

Una de las cosas que más detestan las pulgas son los cítricos, así que tanto las naranjas, como la lima o el limón son una buena forma de repeler las pulgas de forma natural tanto en las mascotas como en el hogar. Aún así, los olores de los cítricos también pueden llegar a ser molestos para nuestra mascota así que lo mejor es que no abuses de ellos.

Para poner a prueba este remedio con cítricos tienes dos opciones, una de ellas es frotar el pelaje del perro con limón, naranja o alguna otra fruta cítrica, la segunda es hacer una infusión con alguno de estos cítricos.

Para elaborar la infusión hierve un litro de agua e incorpora en ella las rodajas del cítrico que vayas a utilizar. Deja que enfríe y macere durante varias horas y después pulveriza el agua por el cuerpo del perro, siempre evitando el hocico y los ojos. Esta es una mezcla que no necesitarás retirar después con ningún baño, pero aún así ante cualquier reacción no dudes en retirarlo inmediatamente.

2. Antipulgas con vinagre

El olor del vinagre también mata y aleja las pulgas, así que preparar un repelente con vinagre blanco o vinagre de manzana puede ser una muy buena opción para eliminarlas, pero al igual que sucede con los cítricos este no es un olor agradable para los perros así que tampoco conviene abusar en exceso de su uso.

Existen varias formas diferentes de utilizarlos, pero una de las más efectivas es la de incorporarla durante el baño. Para ello simplemente tendremos que mezclar medio vaso de vinagre, con medio vaso de agua y mezclarlo con un poco de champú para perros. Después solo tendrás que utilizar este champú como normalmente lo haces para lavar a tu perro, pero antes de aclarar déjalo actuar unos 5 minutos. Finalmente aclara con agua intentando eliminar todos los restos de champú y de vinagre que puedan quedar. Este repelente además de alejar las pulgas también ayudará a aliviar el picor.

3. Antipulgas con levadura de cerveza

La levadura de cerveza también puede utilizarse como antipulgas casero y de dos formas diferentes.

En su comida habitual

Una pizca de levadura de cerveza en la comida habitual de nuestro perro ayuda a ahuyentar a las pulgas, ya que provoca que nuestro amigo peludo emita un olor desagradable para estos parásitos. Además de ahuyentarlas, también ayudará a nuestro perro a fortalecer el pelo o a regular su tránsito intestinal entre muchos otros beneficios.

Cómo repelente

Si prefieres usarlo como repelente, simplemente necesitarás una taza pequeña de levadura y frotarla sobre el pelaje. La vitamina B1 de la levadura de cerveza alejará a las pulgas, así que déjala actuar durante unos días y retírala. Puedes repetir este proceso una vez a la semana.

4. Collar antipulgas casero

Aunque en el mercado hay numerosos modelos de collares antipulgas, son muchas las personas que prefieren no utilizarlos con sus perros por el fuerte olor a insecticida que desprenden. Pero aún así, siempre puedes hacer tu propio collar antipulgas casero de una forma totalmente natural y económica.

Para conseguirlo simplemente necesitarás un pañuelo y diluir en agua esencia de romero o de lavanda o de varios aceites esenciales. Humedece el pañuelo con esa mezcla y colócalo a tu perro a modo de collar y ¡listo!

Te aconsejamos que renueves este tipo de pañuelos cada semana y cuando el olor desaparezca para que siga siendo eficaz contra las pulgas.

Antipulgas para cachorros

En el caso de los cachorros conviene utilizar remedios caseros más suaves y la manzanilla es un ingrediente natural perfecto para elaborarlos. Simplemente tendremos que hacer una infusión de manzanilla y dejarla enfriar. Una vez esté fría podremos bañar a nuestro cachorro con esta infusión, pero sin que toque los ojos ni el hocico. Después la dejaremos actuar unos cinco minutos y finalmente la retiraremos bien con agua y secaremos a nuestro cachorro.

Comparte en tus redes

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Descubre otras entradas del blog