fbpx

¿Se puede añadir agua al pienso de los perros?

Una de las dudas más recurrentes entre las personas que conviven con perros en casa es sobre la mezcla de alimentos o de líquidos con el pienso habitual. Sobre todo para aquellos que han incorporado a un can recientemente a su círculo familiar o para todos esos dueños que ven cómo su amigo peludo día tras día rechaza el pienso seco o se cansa de él. Lo cierto es que esa mezcla de pienso seco con líquidos o en este caso agua, tiene una lista de pros y contras, dependiendo de la edad y sobre todo de la salud de nuestro perro.

Aún así, antes de plantearse si añadir o no agua al pienso seco de nuestro can, conviene comentarlo con un veterinario y antes de todo también asegurarse de elegir un pienso de alta calidad, que cuente con todos los nutrientes necesarios y que sea adecuado para la edad y peso de nuestro amigo de cuatro patas. A continuación aquí respondemos a la siguiente pregunta: ¿Se puede añadir agua al pienso de los perros?

¿En qué casos está recomendado añadir agua al pienso?

La recomendación que te hará cualquier veterinario es que cuando des de comer pienso seco a tu perro, siempre lo hagas dejándole al lado un cuenco con suficiente agua fresca para que pueda ir hidratándose conforme va comiendo el pienso, ya que este tipo de alimentos son bastante secos y siempre tienden a darles bastante sed. Aún así, si lo que estás es planteándote además humedecer el pienso con agua, te informamos de que no es algo malo y en algunos casos podrá ser incluso recomendable para tu can.

Recomendado para cachorros

Añadir una pequeña cantidad de agua al pienso de nuestro cachorro es una buena manera de facilitarle durante esos primeros meses en los que aún le están saliendo los dientes, que puedan masticarlo sin molestias.

Una buena forma de mejorar su hidratación

Un indicativo de que añadir agua al pienso es una buena opción, es si ves que tu perro después de comer se da un atracón de agua, algo que no suele sentar muy bien al estómago de nuestro perro. Esto puede deberse a que el pienso que le estamos dando es demasiado seco, así que para evitar que pueda ocasionarle problemas digestivos, añadirle agua o incluso caldo sin sal al pienso es una buena forma de hidratarlo.

Si ha sufrido diarreas o vómitos

Si tu perro recientemente ha sufrido diarreas o vómitos, añadir agua al pienso es una buena forma de ayudarle a recuperarse, ya que lo alimentará e hidratará a la vez. Aún así, si tu perro continúa con esas molestias no dudes en consultarlo con un veterinario.

Si no le gusta el pienso

Humedecer el pienso con agua tibia, con caldo sin sal o incluso con aceite de salmón de venta en tiendas de mascotas, puede ser una buena manera de enriquecer el pienso, gracias a que intensificará su olor. Aún así, antes de añadir el agua o pienso, conviene tener claro que como los humanos los perros también disfrutan de la variedad y en ocasiones es normal que acaben cansándose de un mismo pienso. Por lo que hacer combinaciones progresivas de pienso húmedo o seco, variar de pienso integrándolo poco a poco con el actual para que su estómago se acostumbre, incluir snacks, postres aptos para perros o incluso frutas y verduras, pueden ser también una buena manera de que nuestro perro recupere las ganas de comer.

Si sufre dolor al masticar

Al igual que en el caso de los cachorros añadir agua al pienso ayuda a que puedan masticarlo más fácilmente en plena etapa de crecimiento de los dientes, esto también podremos aplicarlo si nuestro perro adulto sufre al masticar el pienso duro.

Contras de darle agua con pienso

El pienso blando o en este caso remojado, tiende a quedarse más entre los dientes y puede llegar a afectar a la salud dental de tu perro, con los consiguientes problemas a la larga. Por eso en algunos casos se recomienda echar parte del pienso remojado encima del pienso seco, para que al menos en esos últimos bocados puedan ‘aliviar’ ese problema o en su defecto, controlar frecuentemente la dentadura de nuestro can y darle suplementos como huesos indicados para limpiar sus dientes.

¿Cómo añadir el agua al pienso?

Si finalmente te has decidido a añadir agua al pienso de tu perro, no olvides dejar reposar la mezcla durante unos 20 minutos antes de ofrecérselo. Si lo dejas reposar mucho más rato es probable que el pienso acabe convertido en papilla y nuestro can acabe rechazándolo.

También tendrás que seguir el mismo proceso en el caso de que decidas mezclarlo con agua, caldo de pollo o de verduras tibio.

Comparte en tus redes

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Descubre otras entradas del blog