fbpx

¿Los perros pueden llorar de alegría?

El llanto de los perros puede producirse por distintas razones, por miedo, dolor, necesidades… y también por emoción. ¿Alguna vez has visto lágrimas de felicidad en tu peludo?

En España existen en torno a 13 millones de mascotas registradas (según datos de la Red Española de Identificación de Animales de Compañía), de los que se calcula que el 89% de los datos lo representan los perros. Hay muchas cosas sobre los perros que podemos desconocer, sobre todo, sobre cómo gestionan sus emociones y cómo podemos ayudarles nosotros. Caso de los llantos, ladridos y gemidos… Son muchas los factores por los que los perros pueden llorar. Sin embargo, ¿crees que pueden llorar de alegría?

Según Experto Animal, los perros pueden llorar por miedo, necesidad, dolor y emoción. En este último caso, nos referimos a situaciones en las que un perro puede llorar de alegría (literalmente tener lágrimas en los ojos) porque ha visto a una persona o algún perro. Sin embargo, aquí no sabríamos discernir si el perro llorar de alegría o de nervios.

Para saber si realmente un perro puede llorar de alegría acudimos al estudio publicado en Current Biology, que establece que los canes lloran de alegría cuando se reencuentran con sus dueños (y solo con ellos) tras un tiempo de ausencia. Se necesitaría un vínculo afectivo muy fuerte para hacer llorar de alegría a un perro.

Para llegar a tal conclusión, los investigadores seleccionaron 18 perros y estudiaron su comportamiento al reencontrarse con sus dueños. Ante estas situaciones, el volumen de lágrimas aumentaba un 10 %, en comparación con la humedad habitual. Esta situación no se daba en los casos en los que los perros se encontraban con otras personas que no eran sus dueños.

En consecuencia, el estudio estableció que, al igual que ocurre con las personas, las emociones positivas provocan lágrimas en los perros. Sin embargo, según otros investigadores sería complicado diferenciar entre «lágrimas de felicidad» y «lágrimas de limpieza». De hecho, estos otros científicos dirían que las lágrimas realmente tendrían la función en los perros de únicamente limpiar los ojos, y las personas seríamos los únicos seres que lloran como reflejo de emociones.

En cualquier caso, la principal novedad de estudio encabezado por el profesor Kaori Murata, de la facultad de Medicina Veterinaria de la Universidad de Azabu (Japón), es que se conocen nuevos datos sobre el origen y mecanismo fisiológico que hace posible el incremento de lágrimas ante un contexto de felicidad para un can.

Comparte en tus redes

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email

Descubre otras entradas del blog