fbpx

Alerta veterinaria por el mal silencioso de los perros: c贸mo saber si el tuyo lo sufre

Al igual que ocurre con los seres humanos, los perros pueden nacer con un d茅ficit auditivo o perder la audici贸n a resultas de una infecci贸n, la inflamaci贸n, la edad o la exposici贸n al ruido. Los due帽os de perros y los especialistas caninos deber铆an tener esto en cuenta al cuidar o al adoptar sus animales, y especialmente al someterlos a ambientes ruidosos. Esta es la alerta que lanza la doctora Kari Foss, neur贸loga veterinaria y profesora de la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign (EEUU).

En un nuevo trabajo publicado en la revista Topics in Companion Animal Medicine, Foss y sus colegas describen casos de p茅rdida del o铆do en tres perros especializados: un perro de caza, uno de detecci贸n y uno polic铆a. Uno de los tres sufr铆a sordera permanente, otro respondi贸 positivamente al tratamiento y el tercero no complet贸 la rehabilitaci贸n que le hab铆a prescrito el centro en el que fue diagnosticado.

Los casos de estudio demuestran que quienes trabajan con perros polic铆a o de caza “deber铆an ser conscientes de que la proximidad del perro a las detonaciones de las armas de fuego” pone en peligro su o铆do, y deber铆an considerar el uso potencial de “protecciones auditivas”, para las que existen diferentes modelos comerciales adaptados para el uso en perros.

As铆, como ocurre con su equivalente humano, los ruidos demasiado fuertes pueden da帽ar las delicadas estructuras del o铆do medio e interno canino. “Lo m谩s com煤n es que el da帽o y la p茅rdida de audici贸n se deban a la destrucci贸n de las c茅lulas ciliadas -con forma de pelos- del interior de la c贸clea, que vibran en respuesta a las ondas sonoras”, explica Foss. “Sin embargo, ruidos estruendosos tambi茅n pueden reventar el t铆mpano y da帽ar los peque帽os huesos del o铆do interno, los os铆culos auditivos”.

Sara, la discreta hija de Pau Don茅s que se queda hu茅rfana a los 16 a帽os
Ra煤l Rodr铆guezEl cantante ha fallecido este martes 9 de junio tras cinco a帽os luchando contra un c谩ncer de colon. El鈥

Los due帽os y los cuidadores tienden a darse cuenta de que el animal tiene dificultades para responder a los sonidos y las llamadas, cuando no las ignora por completo. Sin embargo, es f谩cil que este problema pase desapercibido, especialmente cuando el perro tiene uno o m谩s compa帽eros caninos, porque lo que har谩 entonces es seguir a los dem谩s aunque no est茅 oyendo las 贸rdenes.

“En cachorros con sordera cong茅nita, por ejemplo, las se帽ales no se percibir谩n hasta que se lo separe de la camada”, se帽ala la veterinaria. Estos signos de sordera incluyen la falta de respuestas a las llamadas, seguir durmiendo a pesar de producirse sonidos que los despertar铆an en otras circunstancias, ladrar exageradamente o realizar sonidos vocales inusuales, ya que los perros, al igual que los humanos, modulan en base al o铆do su propia voz.

Adem谩s, el perro puede quedarse sordo de un o铆do solo, lo que significa que responder谩 a los est铆mulos pero tendr谩 dificultades para localizar de d贸nde viene el sonido, algo que compromete su bienestar y su desempe帽o especializado. Si hay sospechas de problemas auditivos, el animal deber铆a ser examinado por un veterinario, insiste Foss, porque la p茅rdida auditiva originada por las infecciones o los p贸lipos del o铆do medio pueden ser tratada, y en muchos casos, resuelta.

Un perro sordo o con problemas de o铆do, insiste, pierde informaci贸n fundamental sobre su entorno que lo ponen en peligro. “Son vulnerables ante amenazas como los veh铆culos a motor o a depredadores”, explica la veterinaria, a los que en circunstancias normales escuchar铆an llegar. “Por tanto, deben ser vigilados cuando se sale fuera”.

Si la p茅rdida de o铆do es permanente, sin embargo, los due帽os pueden encontrar maneras de adaptarse. “Pueden recurrir al contacto visual, a las expresiones faciales y a las se帽ales con la mano para comunicarse con sus mascotas”, sugiere la especialista. “Los premios, los juguetes y las muestras de cari帽o mantendr谩n a los perros interesados en el entrenamiento”. Tambi茅n, propone, se pueden usar se帽ales visuales como luces parpadeantes para ense帽arles cu谩ndo toca volver a entrar en casa.

Siguiendo estas pautas, la p茅rdida de audici贸n no deber铆a perjudicar la calidad de vida de nuestro perro, afirma. “Un perro con sordera cong茅nita crece sin saber que es diferente de los dem谩s perros, pero uno que pierde el o铆do en la edad adulta se puede dar cuenta, aunque se pueden adaptar bastante bien”.

Hay que tener en cuenta, por otra parte, cu谩les son las prioridades sensoriales del mejor amigo del hombre. “La vida de un perro se ver铆a considerablemente m谩s afectada por la p茅rdida del olfato que por la del o铆do”, concluye Foss.

Comparte en tus redes

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Descubre otras entradas del blog