Existen muchas dudas en torno a la alimentación de nuestros peludos, por ejemplo, hay muchas personas que no tienen claro sí estos pueden comer frutas. Ya hemos descubierto que sí pueden y que por ejemplo, las manzanas tienen muchos beneficios para su salud. Sin embargo, aunque haya determinados alimentos que les damos y les aportan nutrientes, hay muchos otras cosas que un perro no puede comer. Aquí te contamos cuáles.

1. El chocolate

El chocolate es malo para los perros. Esta es una realidad que muchas personas ignoran, pero que deberían tener en cuenta a la hora de alimentar a los caninos. Esto es así por la existencia de una serie de sustancias químicas (las metilxantinas) como la teobromina y la cafeína. Esto podría provocar vómitos, diarrea y espasmos musculares.

El chocolate

El chocolate

2. El coco

El coco podría resultar perjudicial para el sistema digestivo de tu perro. De la misma forma, tampoco les podemos dar leche de coco puesto que tiene altas cantidades de grasas, así como en calorías. Si queremos incluir frutas en la alimentación de nuestros perros, hay muchas otras opciones, entre ellas, todas aquellas que a las que les podamos retirar las semillas o que no sean cítricas.

El coco

El coco

3. El aguacate

El aguacate es otro de esos alimentos que les damos a nuestros perros pero que no pueden comer, principalmente porque contiene persina, una toxina que puede causa vómitos y diarrea en los perros.

El aguacate

El aguacate

4. La cebolla

La cebolla tampoco resulta recomendable para los perros porque en grandes cantidades puede generar anemia. De la misma forma podría ocurrir con el ajo. Ambos alimentos pueden generar irritación gastrointestinal.

Las cebollas

Las cebollas

5. La carne cruda

De la misma forma que con el huevo crudo, tampoco es recomendable darles la carne cruda, por la misma razón: pueden contener bacterias como Salmonella y E. coli. Lo más recomendable si queremos darles carne es cocinarla como haríamos para nosotros.

Carne cruda

Carne cruda

6. Frutos secos

Los frutos secos tampoco son recomendables. En primer lugar, porque algunos son granos muy peque√Īos y nuestro perro puede tener problemas al tragarlos sin masticar. Y en segundo lugar, porque su alto contenido graso puede causar v√≥mito, diarrea y incluso, enfermedades derivadas como pancreatitis.

Frutos secos

Frutos secos

7. El café

Al igual que ocurre con el chocolate, muy peligroso para los perros, el café contiene la misma sustancia tóxica: metilxantinas. Si bien es cierto que es improbable que alguien le dé café a su perro, hay que tener cuidado con que este no encuentre granos de café por casa.

El café

El café

8. Huevos crudos

Hay que tener en cuenta que lo que no comemos nosotros, tampoco tendrían por qué comerlo nuestros perros. Esto es el caso de los huevos crudos, potenciales peligrosos para la salud de un humano, y por supuesto, para la de un perro. Concretamente en ellos podrían generarse problemas en la piel y el pelaje de tu mascota, además de la posibilidad de exponerlos a bacterias como Salmonella y E. coli

Huevos crudos

Huevos crudos

9. Leche y lacteos

Tambi√©n es muy importante tener en cuenta que un perro no deber√≠a tomar leche ni nada que la contenga. Es muy frecuente darle queso a los perros, puesto que les suele gustar, pero no deber√≠amos. Hemos de recordar que los humanos y los gatos son los √ļnicos mam√≠feros que toleran la leche en estado adulto.

La leche y los lacteos

La leche y los lacteos

10. Regalices

En los humanos, los regalices pueden tener muchos beneficios para la salud por tener un poder antiinflamatorio. Sobre todo, resulta beneficioso para nuestros sistema digestivo. Sin embargo, esto no ocurre igual para nuestros caninos. En ellos, y sobre todo, si se los damos en grandes cantidades, los¬†extractos nutrac√©uticos¬†pueden causar¬†da√Īo muscular y problemas renales.

El regaliz