fbpx

¿Por qué los perros se muerden?

Tener un perro como mascota implica hacerse muchas preguntas dada la complejidad que puede llegar a tener el cuidado de este animal. Por ejemplo, ¿puede comer sandía un perro? Pero más allá de su alimentación, tenemos muchas preguntas que se vinculan al comportamiento diario del canino… como, por ejemplo, ¿por qué mi perro se muerde constantemente? Aquí buscamos ayudarte y te responderemos a la pregunta de por qué los perros se muerden.

¿Por qué los perros se muerden?

1. Heridas

En primer lugar, puede darse el caso de que nuestro perro se muerda mucho tanto la cola como las patas, y la primera razón es debido a posibles heridas. Probablemente, durante algún paseo o alguna aventura vivida en la naturaleza, el peludo se haya hecho alguna herida y busque curarsela con la boca. Esta es la forma primitiva que tienen para aliviar el dolor y el escozor que puede implicar una herida en la piel y el pelaje. En este caso, tenemos que prestar mucha atención a nuestro perro para poder detectar estas heridas y así curarlas.

2. Parásitos externos

La segunda razón por la que los perros se muerden es a causa de parásitos externos, insectos o picaduras. De nuevo, llevar a nuestro peludo por la naturaleza puede implicar que este termine llevándose consigo determinados insectos como las pulgas o garrapatas, bastante molestos e incluso peligrosos. En este caso, resulta muy importante mantener desparasitado al perro, tanto de forma interna como externa.

3. Problemas en la piel

Al igual que los humanos, los perros pueden tener problemas atópicos y alergias. Esto les puede suponer sentir un gran escozor en la piel que, como en el caso de la heridas, van a buscar sanar a través de su propia saliva. Las enfermedades de la piel más comunes en perros son la tiña, la sarna, la pioderma y la dermatitis. También hay que prestar atención a posibles alergias alimentarias. En este caso, no hay mayor remedio que acudir al veterinario.

4. Problemas en las glándulas anales

También puede darse el caso de que nuestro perro se muerda mucho la cola por problemas en las glándulas anales. Para evitar, necesitamos prestar mucha atención a los momentos de las deposiciones porque se pueden generar quistes, inflamaciones y otro tipo de enfermedades relacionadas. Lo mejor es que no tratemos de curarles nosotros mismos, sino que debemos llevarles al veterinario.

5. Hernias y problemas en la columna vertical

Otro caso común es las hernias y los problemas en la columna vertical. El peludo puede tratar de morderse constantemente la columna a causa de enfermedades como la osteoartritis (degeneración progresiva del cartílago articular) y las hernias discales (comunes en los perros ya mayores). Estos problemas también pueden tener cierta gravedad e importancia y por eso, debemos tener mil ojos en el peludo.

6. Aburrimiento

Más allá de posibles problemas de salud, puede ocurrir que el perro se muerda las patas, la cola o cualquier otra parte del cuerpo a causa del aburrimiento, es decir, les puede resultar algo divertido y entretenido y no tiene por qué significar que algo va mal. Eso sí, esto es algo que tendremos que evitar… No podemos dejar que nuestro perro se muerda la cola ni las patas constantemente y por eso, tendremos que buscar otros métodos alternativos de diversión y entretenimiento.

7. Problemas de conducta

Lo que empieza siendo un simple juego por aburrimiento puede convertirse en un problema de conducta. Es muy importante que el perro tenga sus propios juguetes y formas de divertirse para que no caiga en morderse la cola porque una vez que lo haga diariamente, no parará. La forma de evitarlo es: prestarle atención, hacer que no se sienta abandonado y fomentar su socialización con otros perros.

Comparte en tus redes

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Descubre otras entradas del blog