fbpx

Lo que necesitas saber para ir a la playa con perros

Lo que necesitas saber si vas a la playa con tu perro

Todos queremos ir a la playa con perros, pero, ¿conoces todo lo necesario para tener un día ideal de verano sin que nada malo les ocurra? Al igual que tenemos mucho cuidado con la dieta ideal para los peludos, también tenemos que tener en cuenta todas las necesidades y precauciones a la hora de tener una jornada intensa de verano con ellos. Para eso, te contamos todo lo que has de saber para ir a la playa con perros, desde las normativas hasta los consejos más básicos:

1. Ten en cuenta las normativas

Lo primero para ir a la playa con perros es tener en cuenta las normativas. Las leyes estatales no establecen nada con respecto a si un perro puede acceder a una playa o no, sino que son los ayuntamientos los que determinan si estos son admitidos o por el contrario, está prohibida su entrada. Por ello, tenemos que informarnos bien sobre cuáles son las playas a las que podemos ir con los peludos.

2. Ellos también necesitan crema solar

Una vez llegamos a la playa, es muy importante tener en cuenta que los perros también necesitan crema solar. De hecho, en ellos la exposición solar también puede generar enfermedades de la piel, incluso cáncer. Y en relación a esto, también tenemos que tener cuidado con cortarles demasiado el pelo, puesto que, si les dejamos el pelo muy rapado, los estaremos exponiendo mucho más al sol. Además, hay razas de perros que son más vulnerables ante la exposición solar, caso de los dálmatas, pitbulls, Staffordshire bull terriers, boxers y whippets.

3. No deben beber agua de mar ni ingerir arena

Va a resultar inevitable que tu perro juegue en el agua y en la arena, pero recuerda que es perjudicial para salud que ingiera tanto una cosa como la otra. En el caso de que tu perro beba agua del mar o coma arena, es muy probable que después tenga diarrea o vómitos. Debes vigilarle y acudir al veterinario para poner rápida solución.

4. Mantenlo bien hidratado

Para evitar que tu perro beba agua del mar, mantelo bien hidratado durante todo el día. Si le das agua regularmente, no tendrá necesidad de buscar agua en otro lugar. Además, hay que tener en cuenta que el sol y las temperaturas elevadas supondrán que el canino necesite una mayor hidratación.

5. Utiliza protectores para las almohadillas

Parece una obviedad, pero, como tu perro no puede llevar chanclas, necesita otro remedio para cubrirse ante las altas temperaturas de la arena. Por ello, es recomendable que le pongas unos protectores de almohadillas. Se trata de unos bálsamos o cremas que les protegen frente a las agresiones de diferentes superficies y que se pueden adquirir con gran facilidad en cualquier tienda especializada.

6. Haz una pequeña ruta para su actividad física

Si por algo llevamos a nuestros perros a la playa es porque allí pueden correr y jugar con auténtica libertad. Se trata de una buena oportunidad para que el perro realice actividad física, libere energía y adrenalina, así como para fortalecer su musculatura. Para ello, podemos organizar un pequeño paseo o ruta que garantice que el canino se divierta como nunca.

7. Vigila el momento de su baño

Por supuesto, durante la jornada en la playa, el perro querrá bañarse. Esta también es una muy buena forma de que el perro gaste energía y se divierta. En cualquier caso, hay que extremar la precaución y vigilar al perro durante al baño. Lo más recomendable sería que lo hiciese en la orilla y que no se alargue mucho el baño, puesto que el agua del mar tampoco es extremadamente buena para la piel del perro.

8. Revisa sus oídos

Después de que el día haya terminado, es necesario revisar sus oídos. El baño en el agua y los constantes juegos en la arena podrían haber provocado que el perro tenga los oídos llenos de suciedad, y ello podría generar posibles futuras infecciones.

9. Dale una ducha al volver a casa

Y finalmente, el perro necesitará una ducha con agua dulce para relajarse y eliminar todas las bacterias y sustancias tóxicas. Será el broche final de un día perfecto y su consiguiente descanso.

Comparte en tus redes

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Descubre otras entradas del blog